Preloader
 

Redacción del convenio

Las medidas que las partes quieren que rijan su relación tras la separación o el divorcio se documentarán en un contrato denominado «convenio regulador» y que viene previsto en el artículo 90 del Código Civil. Dicho convenio debe regular:

a) El cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad de ambos, el ejercicio de ésta y, en su caso, el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos.

b) Si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos.

c) La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.

d) La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso.

e) La liquidación, cuando proceda, del régimen económico del matrimonio.

f) La pensión que conforme al artículo 97 correspondiere satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges.

También podrá regularse en convenio la relación entre nietos y abuelos e incluso la de los dueños y sus mascotas, siendo en definitiva el instrumento básico que regirá la relación entre los cónyuges desde su firma. El convenio sólo dejará de surtir efecto cuando se apruebe uno de fecha posterior o cuando sea declarado nulo.

Para la redacción del convenio regulador seguiremos las directrices que nos marques en el formulario de contacto que hemos habilitado al efecto. Tras su preparación -adaptado a las exigencias legales y conforme con la última jurisprudencia- te lo enviaremos por correo electrónico para que ambos lo firméis y nos lo devolváis escaneado o por correo ordinario.